¡MESOAMERICANA, LUZ SERÁ! 

En el árbol salesiano
nuevo brote apareció,
para responder a jóvenes
la Alma Mater floreció.

¡Mesoamérica, la Universidad
Mesoamericana  luz será!
La persona con su dignidad
primací­a aquí­ tendrá.

Estudiantes siempre inquietos,
buscadores de Verdad,
en las aulas de este templo
los valores hallarán.

¡Mesoamérica, digna tierra,
Mesoamericana luz será!
Al llamado responderá

de la solidaridad.

Ciencias y tecnologí­a

se cultivan con ardor,
al igual que humanidades
como dones del Creador

¡Mesoamérica, libre tierra,
Mesoamericana luz será!
Caminamos todos juntos
para construir la paz (bis).

 

  GÉNESIS Y EXPLICACIÓN DEL HIMNO DE LA UNIVERSIDAD

El himno MESOAMERICANA LUZ SERÁ, fue creado en noviembre del año 2001 por el Dr. Enrique Morales, Vicerrector de la Universidad, quien es el autor tanto de la letra como de la música. La partitura fue escrita por el Lic. Sergio Checchi, el arreglo original es del maestro Roberto Estrada y la versión actual es interpretada por el Coro Asunción de Marí­a, dirigido por el Licenciado y Pbro. Antonio Zuleta.

Su inspiración es el Ideario de la Universidad Mesoamericana. Por eso la pieza hí­mnica contiene los elementos filosóficos propios de esta Alma Mater, tanto en su ser y valores como en su quehacer, puestos en poesí­a concreta y musical.

El himno comienza señalando el origen de nuestra universidad en el árbol salesiano, donde brota y florece, con una melodí­a introductoria de compases graves y profundos. Luego, con ritmo marcial y vibrante construidos con versos cortos va elevándose musicalmente y desgranando los principales valores del ser de nuestra universidad: la primací­a de la persona y su dignidad, la verdad buscada con pasión y la solidaridad humana.

Siempre de modo vibrante y conjugando acentos que van de piano crescendo hasta forte, pasa a expresar el “quehacer” de este templo de estudios en donde “se cultivan con ardor” las ciencias, la tecnologí­a al igual que las humanidades, para indicar la integralidad del saber humano, considerado como don del Creador.

En el estribillo de fondo aparece siempre MESOAMERICA, como tierra digna y libre, merecedora de esta universidad, que será luz que ilumine la histórica región cultural con la educación de sus jóvenes, encaminados a la construcción de la paz y la fraternidad.